De vuelta a Hyrule por partida doble

Tras un tiempo prudencial que yo mismo me impuse para coger otro juego de la saga y la apatía que me han despertado las últimas consolas de sobremesa de Nintendo, la coyuntura actual al final me hizo animarme a degustar de nuevo el placer de coger el papel del chico de verde y su espada sagrada, pero por partida doble. Con la salida de Wind Waker HD para WiiU y el aun más reciente A Link Between Worlds la saga Zelda está de moda otra vez. Esto quieras o no te influye a la hora de ser más receptivo a la hora de coger un juego, sea el que sea, pues el bombardeo de información y anuncios (totalmente controlado por las empresas y para nada accidental) hace que a uno le entre el gusanillo de volver a coger las riendas de cosillas que tenías olvidadas (como era el caso de Skyward Sword), pero si a eso le sumas una experiencia notable con el más actual para la portátil el reencuentro se consuma. Y que narices, cuando ya estás dentro te das cuenta de que lo echabas de menos.

zelda-a-link-between-worlds

He de admitir que nunca me había puesto en serio con un Zelda de los más clásicos con su vista cenital, los había probado vía emulación o por simple toma de contacto casual, así que este ALBW me tenía un poco desconcertado. Ese desconcierto desaparece a los 5 minutos si no antes.

El último lanzamiento de la saga en 3DS luce de maravilla, la estética un tanto cómica choca al principio, pero luego nos vamos dando cuenta de algo que se agradece un montón y hace que sea algo súper placentero de jugar. Son esos 60FPS a los que corre el juego que hacen que vaya muy fluido y rápido, una delicia y eso que no suelo fijarme en estas cosas, pero cuando ves esa rapidez de respuesta de la imagen no te queda otra que quedarte enganchado a la maquinita y admirar el trabajo hecho.

Pero antes de todo eso al encender el cartucho aparece el logo del juego haciendo el homenaje (como el juego en su totalidad parece ser) al legendario A Link to the Past y una música que hace que tengas que levantarte del asiento para hacerle justicia. Muy posiblemente el mejor sonido hasta ahora de la portátil y es curioso porque no dejan de ser temas de la época de Super Nintendo. Este apartado es de 10 en todo el juego, música y sonido, todos recuperados del original pero de forma orquestada.

zelda-link-between-worlds-2

En el aspecto jugable realmente la vista no hace que sea algo exageradamente distinto a los Zeldas “mayores” en 3D, pues las dinámicas son iguales y para algunos casos hasta hay cambios de cámara, cosa que Super Nintendo no podía hacer. Aunque la mecánica básica del juego es igual con respecto a la saga, en esta ocasión han querido dar una pequeña vuelta tuerca al invento y proponernos un poder de decisión total en el orden de desarrollo de la aventura. Pasada la parte introductoria del juego conoceremos a un personaje que pondrá a nuestra disposición todo el arsenal desde buen principio (alquilándolo o una vez avanzados en el juego comprándolo por un precio bastante mayor), algo que suena a locura si conocemos las bases de la saga, pero que nos da la oportunidad de ir a la mazmorra que queramos y en el orden que queramos, poniéndonos en un contexto similar al del Link adulto de Ocarina of Time, conociendo una lista de lugares que deberemos visitar. Evidentemente los cánones tienen mucha fuerza tras más de 25 años y algunos objetos emblemáticos no estarán a nuestra disposición de forma tan inmediata, así que realmente experimentamos dentro de un concepto nuevo lo mismo que ya vivíamos con anterioridad, una jugada magistral. El juego evidentemente cuenta con secretos que descubriremos de forma gradual a medida que vayamos echando mano de las distintas herramientas e interactuemos con el entorno. También hay sitio para las misiones secundarias y minijuegos que deberemos superar si queremos llevarnos útiles recompensas.

3DS_Zelda_scrn01_E3resized

La otra gran novedad es la de aquí arriba, cuando obtengamos cierto objeto Link podrá fusionarse a la pared para acceder a lugares por rendijas o bordeando abismos, pero además nos servirá para hacer caer algunos objetos que estén pegados en las paredes. Otra vuelta de tuerca y otro elemento añadido a tener en cuenta a la hora de la resolución de puzzles.

Sabor añejo pero con novedades en un título que pasa a ser de absoluta preferencia en las colecciones de los usuarios de 3DS.

skyward-sword

Skyward Sword es un Zelda polémico, aunque realmente parece que todas las entregas de sobremesa más recientes han tenido polémica por un motivo o por otro. La verdad es que en mi caso la salida de este juego me cogió en un momento que mi Wii estaba cogiendo una tonalidad más bien grisácea debido al polvo acumulado. Gracias al juego que menciono arriba en casa nos animamos a buscar esta entrega por las tiendas a buen precio y no tardamos mucho, encima en edición especial con un CD musical de lujo.

Dejando las anécdotas de lado, Zelda SS es un caso curioso en la saga, es el primero de la saga en su cronología (ahora que tiene una oficial), así que es un juego que se puede permitir algunos lujos y decenas de guiños pues no tiene el peso de otras entregas debido a los precedentes. También es el primer juego que podríamos decir que aprovecha el 100% de las aplicaciones del Wiimote de Nintendo, pudiendo hacer giros, controlar la inclinación y medir la posición de nuestro brazo respecto al de Link. Algo que de primeras es bastante sorprendente, pero que conlleva un tiempo de adaptación que el juego sabe medir bastante bien.

large

Gráficamente el juego tiene luces y sombras. Es el Zelda con mejores modelos y expresiones de los personajes, también está mejor animado sobre todo por parte del protagonista y algunos efectos consiguen sorprender, pero algunas texturas son dignas de juegos de varios años atrás y la mezcla un tanto extraña de modelados 3D con colorido similar a los juegos Cell Shading no convencieron a todo el mundo. Como no soy muy quisquilloso en estos temas soy de la opinión que terminas acostumbrándote, pero el tirón de orejas se lo doy, que para algo las tiene bien largas el bueno de Link.

El juego nos sitúa en el principio de los tiempos de la saga, con un mundo donde las pocas tierras que hay flotan en el aire debido a la necesidad de la Diosa de la saga de proteger a los suyos. Esto, que recuerda en formato e idea a cierto juego de piratas, nos lleva a Altárea, lugar donde viven los primeros Link y Zelda, ambos personajes con bastante más personalidad que en anteriores ocasiones (aunque tampoco era muy difícil). En el caso de Link se acentúa el talante inocente y de buen corazón dándonos pocas veces la idea de súper héroe de férrea postura ante la adversidad. Debe ser que uno se hace mayor y tras tantos años esta figura la ve de forma más paternal. En el caso de Zelda, a pesar de la impresión inicial, se nos presenta a una chica muy dulce pero con cierto carácter y determinada en el objetivo que se le encomienda. Así tenemos una pareja contrastada pero bien avenida.

La trama argumental está también mejor desarrollada, yendo un pasito más allá que Twilight Princess y dejándonos momentos tan épicos como los vividos en ese título, con un malvado de bastante carisma y situaciones de todos los tipos.

El método en este juego es el clásico de los clásicos, deberemos viajar montados en nuestro Pelícaro de forma similar a como lo hacíamos por ejemplo en Wind Waker con Mascarón Rojo y aterrizar a través de aperturas en las nubes a las denominadas Tierras Inferiores. En dichas tierras tendrá lugar la misión de nuestro verdoso héroe con los cánones de la saga por bandera, así que visitaremos mazmorras para conseguir utensilios, melodías y reliquias que nos permitan, paso a paso, ir completando la difícil misión que carga siempre el Elegido de la Diosa. Hay objetos y métodos nuevos ciertamente, pero en base es lo mismo de siempre (lo cual no es malo).

Donde reside una de las principales novedades de esta entrega es en el uso del Wiimote, que nos permitirá manejar la espada en tiempo real, dando las mismas estocadas que demos con el fálico instrumento. Esto, que en momentos de resolución de puzzles o manejo de objetos en momentos de calma es bastante acertado, (aunque a veces haya que centrar continuamente la posición del cursor) en momentos de tensión como los combates (donde los enemigos actúan en consecuencia al formato de control) puede llegar a frustrar. Aunque la respuesta suele ser buena, el control (como todo en la vida) no es 100% infalible sobretodo si lo comparamos con la inmediatez de pulsar un par de botones en un pad, llegando un momento que el simple hecho de que Link de un tajo en la dirección que nosotros inicialmente no hemos dado nos pueda salir muy caro, pues nos arriesgamos a recibir un duro contragolpe por parte del enemigo. Tal es la cura en salud por parte de Nintendo en este aspecto, que al contrario que otras entregas empezamos con varios corazones de más en vez de los 3 habituales. El mando se adapta al juego, pero el juego ha tenido que ser adaptado al mando también en algunos aspectos.

The-Legend-of-Zelda-Skyward-Sword-screenshot-3

Skyward Sword prepara minuciosamente la senda para los juegos que le siguen en la trama, se recrea en sí mismo haciéndonos volver a lugares ya visitados pero que debido a la obtención de un utensilio o hechos de la trama nos darán acceso a nuevas zonas. Lugares que siempre nos parecerán familiares pues no dejan de ser las versiones prehistóricas de localizaciones ya recreadas en juegos que le siguen, todo esto acompañado una vez más con una banda sonora muy buena. Me alegro de haberlo jugado al final y haber podido cogerlo con una perspectiva más objetiva sin el desánimo que provoca la situación de la Nintendo actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s