Hoy rememoramos… ¡Pájaros azules!

addsasdad

Flicky, de Mega Drive! Recuerdo perfectamente que esta copia del juego no es mía si no de primo, no se como narices me la quedé yo pero oye, bienvenido sea!

Como buen juego de SEGA de la época, Flicky proviene de las recreativas que tanto éxito le dieron a la compañía. El juego consiste en ir buscando en cada fase a los polluelos que nuestro amigo ha perdido y llevarlos a la puerta de salida. Evidentemente, como  si de la propia naturaleza se tratara, la cosa no va a ser tan fácil como darse un paseo por los estantes de la casa, pues a Flicky le esperan varios peligros que sortear.

Los gatos y las iguanas (aquí han variado su alimentación de bichos a pájaros directamente) nos perseguirán por toda la fase a no ser que hagamos algo. Ese algo consistirá en recoger alguno de los objetos de la fase y lanzarlos para matar a uno o más enemigos que nos persigan, pudiendo hacer perfectamente una carambola con ellos. Hay que tener cuidado pues los enemigos vuelven a aparecer por los agujeros de la pared, así que prima ante todo acabar la fase con cierta celeridad.

flicky-45839-scr

 

Como ya he comentado antes, Flicky deberá recorrer las plataformas de la fase pasando cerca de los polluelos y a medida que acumulemos pollitos irán en fila india detrás nuestro siguiéndonos allá donde vayamos. Los enemigos además de matarnos si nos tocan tendrán la “simpatía” de rompernos la fila de pollos si la tocan por cualquier parte, lo que desperdigará a los pequeños de nuevo y tendremos que volverlos a recoger. En esos momentos es cuando el juego llega a su máxima tensión pues si no llevamos algo que tirarles a los enemigos no nos quedará otra que dar un rodeo para alejar a los enemigos de la zona. La puntuación es más alta si llevamos a los pequeños todos a la vez y si lo hacemos rápido.

Tras acabar algunas fases el juego nos llevará a una fase de bonus donde los gatos, con toda su pérfida maldad, lanzarán polluelos desde trampolines y a nosotros nos tocará rescatarlos con una red de cazar mariposas antes de que toquen el suelo y los perdamos, ¡Todo por los puntos, como en un buen Arcade! El juego cuenta con 48 fases en un principio, pudiendo dar una segunda vuelta con velocidad aumentada.

Flicky_21

El juego gráficamente es muy justito incluso para la época, todo muy geométrico y plano para calcular los saltos bien, los personajes son pequeñitos y las fases son un bucle infinito por los costados, de manera que si traspasamos el límite de la pantalla por la derecha apareceremos a la izquierda y viceversa, cosa que también saben los enemigos.

Flicky cuenta con apenas 4 o 5 músicas en su haber en todo el título, tendremos la misma música durante las 48 fases que dura, quitando las fases de Bonus. No pararemos de escuchar piar al pobre Flicky cada vez que salte, cosa que resulta un poco estridente dependiendo del oído que tengamos.

2645868025_5e58e01477

Pero Flicky y sus similares no se quedaron en este juego, pues ya en el primer Sonic los íbamos a salvar en muchos de los Badniks que destruyéramos a nuestro paso o también cuando rompíamos la cápsula al final de la fase. En Sonic 3D son parte fundamental de la historia, en Sonic Adventure eran defendidos por Amy y aun a día de hoy son representados en numerosos artworks o vídeos donde el erizo aparezca, como en el futuro Sonic Lost World:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s